Sixto Cortés Alcayaga

Biografía

Profesor Sixto Cortés Alcayaga

Sixto Abel Cortés Alcayaga, profesor de educación básica y de folclore con mención en folclor aplicado a la educación, nace el día 3 de diciembre de 1947 en la ciudad de La Serena. A pesar de no tener antecedentes familiares, Sixto, al igual que sus hermanos, mostró un gran interés y talento para la música. Ya en la adolescencia, siendo alumno de la Escuela Normal, en la cual estudió pedagogía en educación básica, formó parte del conservatorio de música de aquella institución. Tiempo después, y debido a que su instrumento, el clarinete, sufrió un desperfecto, Cortés empieza a conocer el mundo de las cuerdas, específicamente de la guitarra, su fiel compañera durante toda su vida. Precisamente esto lo llevó a formar su primera agrupación, llamada “Los cuatro del norte”, un cuarteto que solía interpretar canciones del grupo “Los cuatro cuartos”, con el cual alcanzó a tener la popularidad suficiente como para ser convocados por diversas radios de la época (Radios occidente y minería, entre otras), y con una calidad musical que los llevo a ganar un festival de la canción en Santiago, Región Metropolitana, gracias a un tema que compuso con su colega y amigo Alberto Maidana, “Serena Colonial”.

El día 1 de julio de 1973, aun siendo un estudiante, y alejado de la agrupación que lo vio nacer como artista, llega a la Universidad Técnica del Estado, ahora Universidad de La Serena, para formar el conjunto de proyección folclórica de esta institución. Poco a poco comienza a imprimir su propio sello en este grupo. Este conjunto rápidamente se destacó por el desplante y la precisión de los movimientos en el escenario, lo cual, apenas a dos años de su formación, lo lleva a realizar grandes viajes a través del territorio nacional, en diversos escenarios desde Arica a Chiloé, como él mismo destacara en una entrevista al diario “El Día”, incluso llegando a tener una presentación en el programa de televisión “El festival de la una”, popular en aquellos tiempos.
Su desempeño como docente, folclorista y director comenzó a traspasar las fronteras de la universidad, llevando a Sixto a realizar clases de cueca chilena en los veranos, a fin de preservar y difundir la cultura nacional a la gente que deseara tomar este curso.

13 diciembre 1990 004Con un avanzado estudio al folclor nacional e internacional, Cortés forma el día 13 de diciembre de 1990, la Tuna San Bartolomé de la Universidad de La Serena, primera agrupación de este tipo en la ciudad, y de la Región de Coquimbo. Entre sus integrantes se encuentran alumnos y profesionales egresados de esta institución. Uno de los principales objetivos de esta agrupación es preservar una antigua tradición universitaria del canto popular y romántico, surgido en el siglo XVI. En sus 24 años de vida, la tuna creada por Sixto Cortés ha difundido “el arte del buen tunar” por diversas ciudades del territorio nacional, en diversos escenarios (colegios, universidades, encuentros de tunas, entre muchos otros) representar a la ciudad en el 44° festival nacional de Folklore de San Bernardo. Además, junto con su querida tuna, participó en diversos encuentros en el extranjero, entre los cuales se destacan: Toluca, México (2000); Arequipa, Perú (2011); Colonia de Sacramento, Uruguay (2013); y Murcia, España (2014), donde consigue el segundo lugar en el Certamen de Tunas y estudiantinas “Barrio del Carmen” del país ibérico.

calama 20061170892_362269693903964_1441188255_n2005

Sin embargo, no todo en su vida fue éxito. En 1994, sufrió un ataque al corazón, lo cual le impediría bailar por el conjunto folclórico, mas no mermaría su energía, puesto que seguiría siendo un elemento muy activo en el conjunto, a pesar de que el avance del tiempo y las múltiples operaciones a las que fue sometido fueron poco a poco debilitando a este hombre dedicado al quehacer musical. En 2014, Sixto, producto de sus problemas al corazón, pierde su voz, aquella herramienta que tanto éxito le había dado, mas no pierde el ímpetu y el espíritu, lo cual le lleva a seguir presentándose tanto con la tuna como con el conjunto folclórico en cuanta presentación hubiera.

10576986_10204188061559504_2224527751148335315_nLamentablemente, el día 24 de abril de 2015, aproximadamente a las 7 de la mañana, y debido a su delicado estado de salud Sixto Cortés fallece a la edad de 67 años. Su deceso caló hondo en las personas que lo conocieron como padre, hermano, profesor, folclorista y amigo. Personas de la localidad, muchas otras provenientes de otras localidad del suelo chileno, además de otras más desde el extranjero, llegaron a La Serena a despedir a quien fuera un icono del folclor regional.

Imponiendo un sello musical único, Sixto logró formar decenas de generaciones por más de 40 años. La calidad de su trabajo fue valorada por diversos jurados, y artistas, tanto a nivel nacional como internacional, llevando el estandarte de La Serena dentro y fuera de la nación, contribuyendo a mejorar la imagen de esta. Destacable es la labor que realizó Sixto con muchos de sus aprendices, quienes muchas veces llegaban con poco o nulo conocimiento acerca del folclor (fuera musical o en danza), los cuales salían del conjunto o de la tuna con un talento que pareciera ser innato. Muchos de sus alumnos se dedican en la actualidad a subsistir de la música y del folclor. Ejemplo de ello es René Cerda, director del Ballet Folclórico nacional (BAFONA). Adicionalmente, Cortés no solo contribuyó a la formación artística a los cientos de estudiantes que estuvieron bajo su alero, sino que logró traspasar valores tales como el respeto, la disciplina, el trabajo en equipo, la proactividad, y sobre todo, la humildad, la misma con la que cada día llegaba a hacer su trabajo, solo esperando a cambio el cariño de la gente que se acercaba a obtener parte de su conocimiento, o simplemente a observar el fruto del arduo trabajo que él dirigía.

20150805090052

Testimonios

Profesor Sixto Cortés Alcayaga

Fui por las clases de cueca que se hacen en septiembre y me quede diez años en esta gran familia, una familia que supo entender mi genio y comprendió las ganas de crecer en lo artístico que tenía.

Luís Castillo COFULS

En estos grupos uno forma lazos tan grande que, en lo personal, es un integrante de mi familia el que ha partido. El profesor Sixto ha sido el que me entregó un cobijo y una enseñanza tan grande como profesor, que estaré siempre intentando seguir sus pasos.

Sergio Rojas Tuna San Bartolomé

Sixto siempre fue un profesional muy dedicado a su trabajo. Esta es una gran perdida para el quehacer cultural y musical de la región.

Miguel Zarricueta Director General de Asuntos Estudiantiles de la Universidad de La Serena

Me enseñó a valorar a grandes personas que fueron y son parte de mi, una nueva familia, una muy especial y hermosa. Profesor Sixto, lo quiero mucho y siempre estará presente en mi corazón.

Karina Carrasco COFULS

Los que hemos pasado por la tuna, reconocemos la formación que nos entregó el profesor Sixto, nos ayudó a sacar personalidad, reforzar nuestros valores, a ser mejores personas, compartir y amar lo que hacemos.

Luis Cortés Tuna San Bartolomé

Gracias a nuestro querido “profe”, siempre lo llevo en mi corazón, al igual que la familia Cofuls.

Teresa Araya COFULS

el legado que ha dejado es un tesoro para la región. A pesar de su enfermedad, Sixto nunca dejó de enseñar y trabajó hasta sus últimos días, donde se mantiene intacto el Conjunto Sinfónico ULS y las estudiantinas, fruto del esfuerzo.

Importancia

Su legado

Tenemos muchas cosas que agradecer a nuestros maestros pues en cada etapa de nuestras vidas nos han compartido su conocimiento y pasión.
Don Sixto Cortés sabía cómo introducirnos en un mundo lleno de fascinantes desafíos, de los cuales, nos pedía que sacáramos nuestras propias conclusiones.
El trabajo no fue tan sencillo pero siempre recordaremos gratamente sus exigencias para superarnos e ir directo al camino de la perfección artística.

Gracias a Sixto aprendimos buenas lecciones y fuimos entendiendo el mundo y las cosas que habitan en él. No sólo nos regaló conocimientos musicales, pues también, fue como un segundo padre que nos vio crecer.
No siempre fuimos alumnos responsables y muchas veces nos costó más de un dolor de cabeza aprender alguna lección. Pero fue gracias a su paciencia, disposición, sabiduría y carácter que superamos los obstáculos que se presentaron y salimos airosos con su apoyo y protección.

Un caluroso saludo al maestro, pues sin él no habríamos llegado tan alto en la vida y seríamos esclavos de nuestra mediocridad. Gracias a su estilo abrimos nuestras alas a incluir nuestros sentimientos en trabajo, a inspirarnos en la familia, en la música, la responsabilidad y en el buen actuar.

¡Gracias, querido maestro “Sopita”
Y… ¡ Aupa Tuna!

ufro 2000 001 1996 encuentro serena 2011 (2) encuentro serena 2011 encuentro serena 2012 (3)